Banco Atlántico de Ahorro y Crédito, S.A.


Clasificación Persp.
SOLVENCIA
23-07-21 BB Positivas
DEPóSITOS CP
23-07-21 C-4 Positivas
DEPóSITOS LP
23-07-21 BB Positivas
COMUNICADO DE PRENSA

Feller Rate clasifica en “BB” la solvencia de Banco Atlántico de Ahorro y Crédito. Perspectivas “Positivas”.

23 JULIO 2021 -  SANTO DOMINGO, REP. DOMINICANA

Feller Rate clasificó en “BB” la solvencia de Banco Atlántico de Ahorro y Crédito, S.A. (Atlántico). Las perspectivas de la calificación son “Positivas”.

La calificación otorgada a Banco Atlántico de Ahorro y Crédito, S.A. responde a un respaldo patrimonial, perfil de riesgo y fondeo y liquidez considerados como moderados en términos relativos. Esto, junto a un perfil de negocios y capacidad de generación evaluados como débil.

Atlántico fue constituido en junio de 1983 como Financiera de Exportación S.A., convirtiéndose en diciembre de 2005 en banco de ahorro y crédito. La entidad es de tamaño pequeño dentro de la industria. Su cartera de colocaciones bruta alcanzó a $664 millones a mayo de 2021, equivalente al 2,0% del sistema, con una mayor presencia en créditos de consumo y comerciales.

La capacidad de generación de Banco Atlántico es débil. Su reducida escala y el avance de los gastos de apoyo para fortalecer la estructura organizacional, junto al incremento del gasto por provisiones en algunos períodos generan impactos en el resultado operacional. En el período 2015 - 2019 el banco exhibió pérdidas de última línea, cuyos efectos en el patrimonio han sido compensados con aumentos de capital.

En 2020, la entidad continuó avanzando en la expansión de su portafolio conforme a su estrategia orientada a incrementar su tamaño en la industria, aun      que a un ritmo menor que años previos. Además, mejoró sus niveles de ingreso por medio de actividades de tesorería, que vienen a complementar los ingresos provenientes del negocio de crédito. Con ello, la pérdida operacional se redujo con relación a períodos anteriores (pérdida operacional de $30 millones en diciembre de 2020 comparado con una pérdida de $53 millones para el promedio de los años 2017 – 2019). Por otro lado, el accionista controlador efectuó la compra de cartera castigada, generándose ingresos no recurrentes, que significaron una utilidad final de $4 millones (rentabilidad de 0,5% sobre activos totales promedio). En tanto, en el primer semestre de 2021, el banco registró una utilidad de última línea de $1 millón, evidenciando un resultado operacional en equilibrio. 

El portafolio de créditos muestra una mayor presión en el último período. La entidad  tiene una alta proporción de su portafolio en colocaciones de consumo para gastos personales, junto con créditos para empresas. Ante el desarrollo de la pandemia de Covid-19, el banco entregó medidas de apoyo a sus clientes, acorde con el marco normativo y en línea con lo observado en la industria. A junio de 2021, la cartera reestructurada representó en torno al 8,1% de las colocaciones brutas promedio. Por su parte, el portafolio global registró un indicador de cartera vencida (incluida cartera en cobranza judicial) sobre colocaciones brutas de 5,5%, con una cobertura de provisiones de 0,7 veces, afectada por la reducción de los horarios del comercio producto de la pandemia, reflejando una mayor morosidad con respecto a los índices registrados en periodos anteriores.

El banco ha sostenido un nivel de respaldo patrimonial que soporta el desarrollo de sus operaciones y la expansión de su cartera por medio de continuas capitalizaciones, dado los resultados negativos. Recientemente, la entidad obtuvo una no objeción por parte del regulador para utilizar los aportes pendientes de capitalización por $184 millones para absorber una proporción de las pérdidas acumuladas de ejercicios anteriores. A junio de 2021, el patrimonio total alcanzó a $155 millones con un índice de capital de 21,7% a mayo de 2021, por sobre las exigencias regulatorias y en línea con el plan estratégico.

Atlántico no puede efectuar captaciones en cuentas corrientes por su condición de banco de ahorro y crédito, por lo que sus pasivos se concentran en valores en circulación, alcanzando un 76,9% del pasivo total a junio de 2021, al tiempo que se observan concentraciones individuales importantes. Al igual que otras instituciones financieras, mantiene un descalce estructural entre los plazos de sus activos y pasivos. Tales aspectos se compensan en parte por la mantención de fondos disponibles e inversiones liquidas, las que se incrementaron en el último período ante un contexto de mayor incertidumbre en los mercados.

Los planes de la institución consideran el crecimiento sostenido de los activos para alcanzar resultados positivos. Para esto, Banco Atlántico tiene foco en la expansión y mejora de negocios; la capitalización sostenible; el fortalecimiento institucional; la reingeniería de tesorería y la generación de nuevos ingresos operacionales; entre otros. Específicamente, para este año el banco contempla un crecimiento de sus colocaciones, tanto en préstamos personales como en tarjetas de crédito.

El controlador de Banco Atlántico participa en otras entidades del sistema financiero de República Dominicana. Es accionista de General de Seguros y de AFP Atlántico.

Perspectivas: Positivas

Las perspectivas “Positivas” asignadas a Banco Atlántico consideran las mejoras observadas en su posición de balance y en su estructura organizacional.

Para efectos de un alza en la clasificación, resulta relevante que la entidad sostenga el equilibrio operacional que se observó en el primer trimestre del año en los próximos trimestres. Hacia adelante, es importante que el banco alcance niveles de rentabilidad que se vayan acercando al promedio de la industria. Todo esto, con niveles de riesgo controlados.


Las clasificaciones de riesgo de Feller Rate no constituyen, en ningún caso, una recomendación para comprar, vender o mantener un determinado instrumento. El análisis efectuado se basa en información pública remitida a la Superintendencia de Valores y/o a la Superintendencia de Bancos y en aquella que voluntariamente aportó el emisor al efecto. El referido análisis no es el resultado de una auditoría practicada al emisor y tampoco es responsabilidad de la clasificadora la verificación de la autenticidad de la información que el emisor remite a las referidas instituciones o aporta voluntariamente a ellas, a Feller Rate o a terceros.

La información presentada en estos análisis proviene de fuentes consideradas altamente confiables. Sin embargo, dada la posibilidad de error humano o mecánico, Feller Rate no garantiza la exactitud o integridad de la información y, por lo tanto, no se hace responsable de errores u omisiones, como tampoco de las consecuencias asociadas con el empleo de esa información. Las clasificaciones de Feller Rate son una apreciación de la solvencia de la empresa y de los títulos que ella emite, considerando la capacidad que ésta tiene para cumplir con sus obligaciones en los términos y plazos pactados.

Prohibida la reproducción total o parcial sin la autorización escrita de Feller Rate.